Las campanas di Rue

Rue di Pramollo - Le campane

Rue di Pramollo – Le campane

Rue de Pramollo es una iglesia. Pero mientras que las otras son siempre visibles y están en los lugares más bellos, esta la han construido en bajo, escondida casi en un agujero.
Tal vez es por esto la han hecho más bella.
Como las estatuas de la fachada que primero atrae a los transeúntes. Con caras de personas humanas y no de Santos.
Dulcísima Bárbara que protege a los mineros y también a Mauricio, incluso armado, sonriendo en paz.
Una buen signo, una invitación a entrar. Acogiente la iglesia, simple y serena, como incluso agrade a Dios, solemne da que pensar.
Y luego el campanario. Altísimo para alcanzar las campanas, para salir a encontrarlas. Para tocarlas, acariciarlas, llevarles una sonrisa, a ellas que desde siglos saludan a cuántos siglos pasan. Aquellos que han estado siempre en el vivo de la gente. Aquellos que durante siglos han llamado a la alegría y el dolor. Aquellos que eran inocentes del motivo de crueles guerras entre hermanos en tiempos pasados. Aquellos que han llorado por mis hermanos destrozados por los nazis. Aquelos hoy finalmente en silencio.
Sólo pueden tocar en paz, las campanas di Pramollo, custodiadas en bajo por los niños Barbara y Maurizio, tal vez santos, pero con un rostro humano.

Rue di Pramollo - La chiesa

Rue di Pramollo – La chiesa

guarda la galleria