Abajo las centrales eléctricas

Rio Risagliardo - Pramollo

Rio Risagliardo – Pramollo

Y continúan. Centrales de energía, les llaman, para endulzar la destrucción.
Y dicen que es energía limpia. Del verdadero propósito, de cuánto dinero traen en quien ya tiene muchísimo, no digamos más.
Usan el agua, que es de todos, para la utilidad de alguno. A la gente, propietaria del agua, las migajas. Hombres que jamás se les pregunta si están de acuerdo. Y quién lo controla se auto glorifica. Quién sabe dónde encontrar tan buena cara.
Un valle sin agua es como un cuerpo sin arterias. Se desvanece y muere. Y aquello del flujo mínimo vital es solamente humo en los ojos. Una mentira. ¿Quién controla? Basta cualquier trapo bien incluido para cancelar esa secuencia, sin evidencia científica alguna, debería garantizar la vida del río. Escenas como aquellas que mostramos, relativo al Río de Risagliardo de Pramollo, serán siempre más raras. Vamos a tener que contentarnos con las inundaciones, para ver un poco de agua, otro aspecto en el tema que hace todavía más ricos a los que ya son ricos. Sin freno, sin restricciones, sin conciencia. Y entonces vienen a hablar de conciencia cívica, de amor por la propia tierra, por los otros. Esta no es conciencia, es tripa, de la peor especie.

Rio Risagliardo - Pramollo

Rio Risagliardo – Pramollo

guarda la galleria