Las Bañeras


Son sin duda uno de los inventos más importantes del hombre, un paso trascendental hacia la civilización,
hacia la convivencia y el estar bien, limpios. Las bañeras. Blancas, esmaltadas, lisas y lindas .
Si no existieran habría que inventarlas.
Pero cuando las vemos dispersas en lugares maravillosos del valle, casi abandonadas, mal remendadas y hechas para servir de abrevadero para el ganado, entonces podemos pensar que muchos inventos maravillosos han sido utilizados para fines para los que no han nacido, con tremendos resultados.
Porque no todo lo que brilla es oro.
Pocas cosas son sombrías como las bañeras abrebadero. Manchas blancas fuera de lugar sin nieve. Sin ni siquiera un intento de ocultarlas un poco. Colocadas allí donde hay un hilo de agua, para perjudicar a los ojos y hacer barro, en medio de prados encantados, junto al estiércol y a perros feroces, que quizás intimidan al lobo, pero mucho más a los que pasan, y tienen derecho a pasar, desde que el mundo es mundo.
Porque la montaña es de todos, es decir, de cualquier persona.
Señores de la autoridad – si os batís a un tiro-, señores pastores: y si tratamos, todos juntos, a restaurar la belleza de nuestro mundo, el valle Chisone y Germanasca?
Para nuestros hijos, que esta tierra nos han concedido en préstamo.

Guarda le immagini